7 motivos para odiar a los cubanos

Los cubanos llevamos en las venas la mezcla indiscutible de amor y odio a la vez. Todo lo que somos, lo somos en extremo, y eso a veces desagrada o agrada.

Lo que si es cierto es que desprendemos la naturalidad del agua de manantial, podemos ser la delicia de unos y la molestia de otros. Aquí les dejamos 7 motivos para odiar a los cubanos.

Demasiado sinceros

Al cubano eso de la hipocresía le cae muy mal, así que no dudará en decirte lo que piensa de ti aunque no sea el momento ni el lugar adecuado. Si no te traga te lo hará saber, y si sucede lo contrario, también lo demostrará con creces. Decimos siempre “al pan, pan, y al vino, vino.

Poco dados al silencio y la tranquilidad

Si lo que buscas son momentos apacibles, no te aconsejo juntarte con uno de nosotros, por más tranquilo que sea tu amigo o amiga cubana, siempre que se junten más de dos coterráneos, la gozadora está garantizada. No tendrás tranquilidad, pero por lo menos lo pasarás bien.

No conocemos los límites en el humor

A la hora de “dar chucho” para los cubanos no hay fin hasta que el blanco de los chistes se moleste. Si no tienes resistencia para ese tipo de cosas, nos odiarás a muerte.

[sc name=”ads-1″ ][/sc]

Orgullosos

No sé si será orgullo desmedido o demasiada seguridad, pero sentimos una profunda admiración por lo nuestros. Debe ser por la historia de inmensos sacrificios que tenemos, pero sin ser autosuficientes, sabemos cuánto valemos y así lo hacemos saber. ( Esto molesta a veces a otros).

Capacidad para meterse por el hueco de una aguja

Esa inventiva de los cubanos, nos da la capacidad de salir airosos de las más complicadas situaciones. Ante los ojos de los demás parece demasiado fácil, y todos se preguntan ¿por qué ellos lo hacen y nosotros no?

Talentosos en muchas áreas

Talento nos sobra en todas las áreas, deporte, medicina, cultura, vaya que somos una cajita de sorpresas con un poquito de todo. Músicos, poetas y locos. Y eso en ocasiones resulta exasperante para algunos.

Nuestra comida

Las personas que vivan a dieta odiarán nuestra comida, porque calorías y carbohidratos tienen de más. Mucha grasa, mucho frito y todo en abundancia, una tentación de las peores para lo que quieren bajar de peso.

Por estas 7 anteriores los isleños no hacemos odiar en el mundo entero. Con las virtudes y defectos tan típicos y marcados, creamos esa especie de sentimiento extremo, amor sin medida u odio encarnizado. Con los isleños las medias tintas no existen y eso es difícil de digerir para muchos.

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *