Vecina, ¡Que salió anoche!

Foto: Julian Peters Photography / Shutterstock.com
8 72

- Publicidad -

Hay temas que en Cuba no se pueden tratar públicamente y de repente nos ataca una paranoia que hacemos señas hasta cuando no hacen falta. Crecemos en ese sigilo comunicacional, aunque sin perder la naturalidad, pero ya podríamos hacer un diccionario de terminologías, por supuesto, con la sutileza de que no se puede “filtrar”.

Cuando una cubana pasa por tu casa, mira para todas las esquinas y te pregunta si sabes de alguien que tenga de la roja, tilapia de potrero o de la prohibida, te está hablando de la carne de vaca. Un tema que en cualquier otra parte del mundo es simplemente insignificante, en Cuba puede complicarte la existencia.

Si eres adicto a la bolita, juego que se sigue clandestinamente en la isla, tienes que aprender a inventarte frases para entender a tu amigo cuando te llama por teléfono y te lo dice sin que “los escuchan y graban” entiendan. Además de que te toca ser bien creativo para decirle a tu vecino cuál fue el número que salió a través de señas, desde un balcón al otro y no levantar sospechas.

Por no hablar de cuando preparamos viaje, eso tiene que mantenerse en secreto, pues si el presidente del CDR o el jefe de sector se entera te pueden tildar de antisocial o, lo que es peor, si se sabe lo de la salida, se cae, por eso preferimos mantenerlo en secreto y, los afortunados que se enteran cuando te preguntan por los preparativos lo hacen de una manera tan original y cuidadosa que nadie entiende de que hablan.

En el caso de los negocios ya hacemos un punto y aparte. Para dedicarnos a algo tenemos que ser harto cuidadosos, si no tenemos patente, mientras menos gente sepa a qué nos dedicamos más tiempo nos durará en pie.

Yo creo que es ya cuestión genética, aprendemos e inventamos “expresiones discretas” con una facilidad impresionante. Es parte de la supervivencia del cubano y aunque pasen los años y algunas situaciones cambien en la isla, seguiremos siendo igual de ocurrentes y celosos.

- Publicidad -

8 Comments
  1. Asi mismo es. Que trabajo nooooo

  2. jajaj asi es mis brothes cubanos

  3. Jose Caceres via Facebook says

    cuando estube en cuba no comi càrne de vaca solo de cerdo

  4. Jose Caceres via Facebook says

    cuando estube en cuba no comi càrne de vaca solo de cerdo

  5. Reinier Morales via Facebook says

    Venezuela tiro el gato. España perro chulo. jajajaja

  6. Cubanos Gurú via Facebook says

    Jajajajajajjaja, Reinier Morales, usted si que domina ese arte

  7. Estalia Ramos via Facebook says

    Y pensar que en Cuba hasta el más pobre podía comprar en la carnicería 10 ctvos. de picadillo antes del 1959. Y para ser honesta así y todo habían quienes ni eso podían comprar, pero la habia.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.