6 «súper poderes» que recibe el cubano cuando toma ron

Foto: Kimberly Shavender / Shutterstock, Inc.
0 73

- Publicidad -

El ron es una bebida típica de Cuba que no puede faltar en ninguna celebración que se respete. Ese sabor fuerte que baja como fuego por la garganta es especial para los nacidos en la isla, tanto que a veces se usa incluso como remedio medicinal para males como el dolor de muelas.

Pero definitivamente el cuerpo del cubano potencia algunas capacidades cuando lo consume. Cubanos Gurú les muestra.

Habilidad extrema para los chistes: en cuanto entra el buchito de ron al ambiente comienzan las historias graciosas, los chistes, y las risas a todo color. Las carcajadas altísimas retumban en el barrio.

Alegría contagiosa: ya saben que sin beber siquiera los cubanos ya llevan la alegría en la sangre, pero es una capacidad que se potencia cuando ingieres ron puro.

Crecimiento de estómago: cuando se pone una botella de esta típica bebida cubiche, inmediatamente crecen los estómagos, las personas no hacen más que comer y beber a la par sin llenarse.

Pérdida del cansancio: con unos tragos de ron pierdes la noción del cansancio, la música se apodera de tus sentidos y no puedes dejar de bailar y divertirte en colectivo.

Relajación: un traguito de ron es un relajante del cubano por excelencia, nada como una botellita de Havana Club, Decano, Guayabita del Pinar, Varadero, Santiago y el sin fin de buenas marcas cubanas para quitar el estrés del día.

Poder extremo para socializar: el ron te hace hacer amigos, nada más sacar una botella y aparecen miles de fiesteros con invitación o sin ella, para compartir, reír, y disfrutar.

Todas estas capacidades se dan porque el ron más que una bebida, para los cubanos es una tradición inquebrantable. Está ahí en cada celebración, en los momentos tristes y en los alegres, siempre como compañía habitual.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.