En Río no todos defienden su bandera

0
176
equipos independientes rio 2016
Foto: Pavel Ilyukhin / Shutterstock.com

Una de las premisas del deporte y la misión para la mayoría de los atletas es representar a su país en unos juegos olímpicos. Constituye una especie de consolidación como deportista, de elevación del orgullo propio y el nacional.

Pero muchas veces por distintas razones poner en alto el nombre de tu nación se hace imposible, ya sea por decisión personal o por el capricho de otros.

Lo cierto es que la cita estival de Río 2016 tiene muchísimos ejemplos de deportistas que no defienden su bandera original, sino otra, aquella que adquirieron por gusto o necesidad.

Tal es el caso de los atletas olímpicos independientes, que compiten representando únicamente a la insignia de los 5 aros que acoge también a todos los atletas en el torneo a pesar de representar a cada país en específico.

Este colectivo lo componen atletas de Kuwait, quienes se vieron obligados a competir de forma autónoma, pues el Comité Olímpico de esa nación fue suspendo por segunda vez en 5 años, por decisión de su instancia superior (El Comité Olímpico Internacional, COI), debido a la injerencia gubernamental.

Ya lograron colarse en el podio, que estoy segura hubiese sido más satisfactoria a nombre del país que vio nacer al atleta Fehaid Al-Deehani ganador de una medalla de oro.

De igual modo le sucede al equipo de refugiados en Río 2016 (ROA, por sus siglas en inglés), nacido bajo la difícil situación de los que han tenido a fuerza, que abandonar a sus países huyendo de conflictos. Otro grupo de personas que pueden representar su bandera solo de corazón.

Y esto no es algo nuevo. Antes de que los Juegos Olímpicos reglamentaran que los atletas tenían que representar al comité nacional de su país, hubo algunos que participaron formando equipos mixtos de diferentes ciudadanías.

E1900 y 1904 alcanzaron medallas en disciplinas como atletismo, polo y esgrima, aunque cada participante obtenía la medalla en favor del país de origen, cosa que cambió en Brasil.

Pero otros sencillamente cambiaron de residencia, se nacionalizaron y hoy llevan como estandarte otra bandera, diferente a la suya, la de sus ancestros, e igualmente lo hacen con orgullo porque estar en una cita deportiva de tal magnitud ya es un premio. Y aunque en el evento sudamericano no todos defienden su bandera de manera individual, todos sin excepción representan la insignia de los 5 aros, todos, son atletas olímpicos.








Cargando…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here