Quiero tener un hijo y no puedo: la historia de Camila

0
474
Quiero tener un hijo y no puedo
gg-foto / Shutterstock.com

Camila ya tenía sólo 27 años, pero desde que recuerda quería ser madre. Como buena chica estudió en la universidad, se enamoró de Gerson y mantienen una relación de casi una década.

Nada más graduarse decidió que tendrían un hijo, lo intentaron y no tardó mucho en quedar embarazada, pero las cosas no fueron como esperaba.

Camila comenzó a padecer de hipertensión como casi toda su familia, tenía vómitos y todos los incómodos síntomas de la gestación. Pero aun así para ella ese bebé que venía era una bendición y lo soportaría todo para lograr su objetivo.

Casi a los 5 meses comenzó a sangrar y a pesar de los cuidados perdió la criatura. Fue un golpe duro, pero se sintió mucho mejor cuando volvió a quedar embarazada.

Lo terrible fue que ese primer percance se repitió una y otra vez, no podía retener los fetos por problemas genéticos. Gerson, aunque la apoyó mucho se fue aburriendo poco a poco de tantos problemas y la traicionó con otras mujeres en varias ocasiones.

Ella vivía con la tristeza constante de ver a sus amigas y personas cercanas formar su propia familia. Llego un momento en el que se resignó a no tener descendencia y concentró todo ese amor y cariño maternal en sus sobrinos.

Camila se convirtió en una segunda madre para ellos. Los llevaba a pasear, subía fotos en Facebook, se metió tanto en el personaje que al final se lo creyó. Su relación amorosa terminó y ellos eran el único consuelo.

Comenzaron las obsesiones, los celos, síntomas raros y alarmantes. La gota que derramó el vaso fue aquella vez que se llevó a los niños fuera de la provincia sin decirles nada a sus padres. La historia fue de policía y todo; cuando los encontraron ella dijo con toda seriedad que era la madre.

Desgraciadamente terminó internada y con tratamiento. No era agresiva, pero hacia cosas peligrosas para ella y los que la rodeaban. Y cuando por fin mejoró aún seguía con esa tristeza, pero decidió que no se acercaría los niños.







Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here