8 cosas en las que nos parecemos cubanos y panameños

Foto: Martha de Jong-Lantink
1 34

- Publicidad -

Centroamericanos ambos, cubanos y panameños, poseen características similares en muchos aspectos sociales y de diversa índole. Llevamos la mezcla regional en la sangre que nos distingue de otras áreas geográficas.

Cubanos Gurú  muestra 8 rasgos similares entre estos dos pueblos:

Vestimenta: por ser países de un clima tropical las personas tienden a usar ropa ligera y cómoda. Pero eso no significa que sean vulgares o poco educados. En las dos naciones existen reglas de vestir para entrar a clubes, teatros y edificios oficiales.  En el transporte público no se les permite a los hombres andar sin camisa y por supuesto a la mujeres tampoco.

Generosos y solidarios: cubanos y panameños en su mayoría carecen de muchos recursos, pero eso no les impide ser amables y hospitalarios con extranjeros y coterráneos. Las frases “buenos días”, “en qué le puedo ayudar” y el trato entusiasta los caracteriza en su generalidad.

Los carnavales: Para los nacidos en estas tierras los carnavales constituyen un evento social y popular sumamente importante. La necesidad de bailar, beber y compartir en estas fechas  es típica tanto de Panamá como de Cuba.

El reloj: A citas y eventos señalados en alguna de estas naciones para una hora específica debes agregarle un promedio de media hora, las actividades casi nunca comienzan en el horario exacto.

El gusto por la parranda: Panamá y Cuba son dos pueblos que, aun en las peores condiciones, están listos para la fiesta en cualquier momento.

Ruidosos: Conocida y criticada característica, los oriundos de estas dos tierras centroamericanas no hablamos bajito casi nunca y ni siquiera nos damos cuenta. Las conversaciones en la casa vecina se entienden perfectamente si quieres enterarte del chisme.  Y para pedir  o llamar a alguien no resulta necesario estar cerca, “le pegas un grito y listo”.

Gesticulamos mucho: Como mismo somos efusivos e intensos en la cultura oral, los gestos y movimientos corporales son naturales en los dos pueblos. Contamos las historias como si  en realidad estuvieran pasando en el momento.

Somos de todos los colores: En ambos países coexisten todas las razas al mismo tiempo. Somos de colores de piel variados, no nos parecemos a nadie, así que es imposible encasillarnos en algo. Entre Panamá y Cuba hay una unión que proviene del origen de cada tierra y hasta las diferencias también nos hacen similares.

- Publicidad -

1 Comment
  1. Regina Aties via Facebook says

    Camilo, Richard

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.