Mucho dinero poco cerebro, la historia de Mario

Foto: danm12 / Shutterstock.com
0 46

- Publicidad -

Mario descubrió desde joven que le gustaba el dinero, sus padres lo tenían y le seguían la corriente en todos sus caprichos. Luego del tecnológico ni se preocupó por la universidad, para que tanta estudiadera, lo que hay es que hacer balas, pensaba.

Y era un chico trabajador, eso no se le puede quitar, comenzó a aprender el negocio de su papá, un ingeniero que después de todo se metió a zapatero. Tenían su taller propio, compraban los materiales por aquí y por allá y de hecho hacían mucha plata.

Pero Mario cada vez se hacía más superficial, más materialista, se gastaba todo el dinero en ropa, perfumes, zapatos, todo a la última moda y donde costara más caro. Cuando sus padres se separaron, su papá dejó de ayudarlos económicamente.

Aun así no se preocupaba por aportar parte de las ganancias de su trabajo a la casa, todos los gastos los asumía su mamá, lo suyo era solo para él, su buena pinta y su dinero para salir de fiesta con los amigos.

Claro porque para los amigotes si había dinero, a ellos les compraba cerveza en la discoteca, cuando alguien no tenía pagaba todo, todo corría por su cuenta pues era el tipo del dinero. Él pensaba que tenía muchos amigos porque para fiestar lo seguían miles.

Sin embargo, cuando su madre se enfermó y no pudo seguir cubriendo los gastos del hogar, Mario tuvo que asumir esa responsabilidad. A esa hora ningún amigo apareció, ni para preguntar por la salud de su mamá.

Una vez que todo volvió a la normalidad y pudo librarse de las responsabilidades que mantuvo durante la enfermedad de su madre, se olvidó de las acciones de sus supuestos amigos, se olvidó de ayudar en los gastos y recuperó el tiempo perdido en fiestas.

Así es como hoy prefiere que su casa tenga partes por terminar y paredes sin pintar, antes de dejar de comprarse los cigarros que le gustan, pantalones de 100 dólares y el último perfume de Antonio Banderas. Saque usted sus propias conclusiones…

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.