Maisa Caro, la poesía cubana en sus garabatos

Foto de Maisa Caro
0 36

- Publicidad -

Maisa Caro es de Florida, municipio de la provincia de Camagüey. Desde pequeña fue bien inteligente, aprendió a leer con menos de 4 años. Cuenta que su padre le compraba muchos libros y así nació su primera pasión: la lectura.

Cuando Maisa Caro tenía 9 años, su casa se transformó en un hogar triste, a su papá lo encarcelaron.  “Mi madre se quedó sola conmigo y mi hermana de apenas 6 meses. Fueron épocas muy tristes. Descubrí que escribir me ayudaba a lidiar con los problemas. Lo primero que me salió fue un poema y continúe haciéndolo porque me sentí cómoda y me gustó el resultado”.

Maisa Caro
Foto de Maisa Caro

Se llamó Mi vecina, “noté que cuando algo pasaba, mis pensamientos llegaban con rima y me apresuraba a garabatearlo donde primero podía, a este poema le siguió uno que le escribí a mi maestro. Ese no tenía palabras bonitas, lo escribí con todo el dolor de una niña de 9 años”.

Maisa nunca ha recibido clases ni ha asistido a talleres de creación. “Tengo un libro escrito que no he publicado por temor a tener demasiados errores, me considero autodidacta, me gustan mucho Carilda Oliver Labra y Dulce María Loynaz. Voy de lo simple a lo profundo, son mi mayor inspiración”.

Mi escuela ha sido la vida y ellas mi ejemplo: una fuerte y mundana, la otra dulce y conservadora, las veo como las dos caras de una misma moneda, como me veo a mi misma, libre para vivir mi vida, pero sin perder la esencia que me hace mujer”.

Maisa vive en Estados Unidos desde sus 23 años, allí trabaja junto a su esposo en una compañía de remodelaciones. “Desde 2009 hacemos lo mismo y nos va muy bien. Además, soy Asistente médico y técnico de emergencias médicas, pero prefiero ser dueña de mi tiempo”. Escribe en las noches, “son más tranquilas, me apasiona el silencio y el sentimiento de quietud que traen consigo”.

Tiene una página en Facebook que se llama Maisa y sus Garabatos, allí comparte con su público sus poemas. Hacer esta plataforma no fue su idea. “Me lo recomendó mi amiga Yanet Yaya Friol, después de tanto tiempo creo que llegó el momento correcto para mostrarlo, ahora ya tengo la madurez suficiente para lidiar con la diversidad de criterio, tengo amigos que me apoyan y el tiempo para poder aprender más y perfeccionar mis poemas y demás escritos”.

La poesía es parte esencial de la vida de Maisa. “Como lo digo en uno de mis poemas, es mi bálsamo contra el dolor, mi medio de expresión más íntimo, es la forma en que mi corazón se desahoga de lo bueno y de lo malo. Me acompaña tanto en mis días soleados como en mis días grises”.

Su infancia la marcó para siempre, allí está el nacimiento de su pasión, allí también sus primeros poemas, sus rimas, sus letras, sus sueños, sus incipientes pasos en un mundo mágico y especial para ella, allí su segundo nacimiento gracias a la poética, a la lírica, a la inspiración y a su musa.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.