“Le quité el marido a mi hija”: la historia de Teresa

Foto: Hang Dinh / Shutterstock.com
0 58

- Publicidad -

Casi siempre en los triángulos amorosos queremos culpar a la persona equivocada. Si nos deja el novio, la culpable es la otra. ¿Por qué? Ella no te debe respeto, a no ser que sea tu amiga, te falló él. Lo complicado en estas situaciones es recibir una traición de la persona que menos esperas.

Tailín tiene 34 años y vive en una casa con su esposo David y su madre Teresa. No porque su mamá le haga las cosas, sino porque ella no la quiere dejar sola, le debe mucho y acompañarla es lo menos que puede hacer.

Lo que no sabía Tailín es que su madre iba a ser el mayor de sus problemas. Teresa se preocupaba demasiado por David. Quería servirle la comida, lavar su ropa de manera diferente y hasta consentirle en lo más mínimo.

A David parecía no molestarle y hacía lo mismo con su suegra. En lugar de traer flores para su esposa, lo hacía para Teresa. Los bombones de chocolate y hasta dinero de su sueldo, que por cierto no era mucho, le daba a ella gran parte.

Tailín no sospechada nada. Para ella era solo era una buena relación entre su esposo y su madre. Algo que agradecía infinitamente porque eso no se da casi nunca.

Un día cuando Tailín llegó de trabajar y entró a su cuarto se encontró a su madre y su esposo haciendo el amor. “Fue lo más doloroso que he visto en mi vida”. Para Teresa fue algo normal: “Mi hija tiene que entender, nos enamoramos. Además ella es joven y podrá encontrar a alguien más”.

A ese nivel llegó la desfachatez de Teresa; pero lo curioso es que ahora Tailín vive con su otro esposo en la misma casa donde su madre y su ex están como una pareja feliz.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.