Las 5 peores cosas de mi niñez en Cuba

Foto del Autor
5 57

- Publicidad -

Mi infancia me pareció genial mientras la viví. Cuando fui creciendo ya no se figuró tan divertida. Ahora que tengo alguito de conciencia siento que ser niño en Cuba es como una prueba de creatividad a la inocencia y eleva el coeficiente intelectual. Aquí les dejo una evidencia de mis “pequeñas” tristezas:

No tener vestuario para mis presentaciones: Desde pequeña me creí artista. No sabía lo que era una vedette pero soñaba con serlo. Tampoco se me escapaba un matutino sin que yo recitara o bailara con un traje que me hizo mi mamá con saco de yute y botones amarillos. Como me picaba la piel, creo que por eso movía tanto las caderas.

No tener una “atari”: Cuando Luis, el vendedor amigo de mi papá, pasaba por la casa con aquellos artefactos la boca se me hacía agua. Yo quería tener uno, jugar con él, meter los aritos y ganar. Llegué a perder el sueño, entonces ya fue una preocupación para mis padres porque con lo que me interesaba dormir ya no estaba bien que me desvelara. Algo andaba mal.

Las gangarrias: Como buena cubana nunca pude resistirme en los carnavales a los catres llenos de cadenas de fantasía y pulsas plásticas. Las perretas más grandes de mi vida fueron en esas fiestas. Al final mis padres terminaban cediendo a mi malcriadez. Recuerdo que me secaba las lágrimas y caminaba orgullosa con mis “valiosas” prendas.

Sumar, restar, multiplicar y dividir: Todavía mi esposo se pregunta cómo aprobé el primer grado. Las palabras me hacen fácil la vida, pero los números…Tuve un maestro de matemáticas en la primaria que me exigió y se exigió, pero creo que se dio por vencido.

Correr cuando pitaba el termo con refresco: Eso si representaba un literal sufrimiento para mí. Era tan barato y resolvía tantos problemas que la competencia por llegar primero a la cola se ponía intensa. Yo no sé cómo me las arreglé pero clasifiqué varias veces entre las primeras.

- Publicidad -

5 Comments
  1. Roberta Rita via Facebook says

    Cuba <3

  2. La tierra más hermosa que ojos humanos han visto

  3. Definitivamente no eres de la generacion del basico, no basico, y dirigido. Para mi era lo peor. La fortuna siempre me deparaba los peores numeros. Yo podria jurar que el bodeguero que entregaba los numeros la tenia cogida conmigo. Pobre Chelo!

  4. Cubanos via Facebook says

    Así es, le debemos esa publicación, gracias por la sugerencia.

  5. Cubanos via Facebook says

    Ya sé en qué consiste el básico. Pronto encontrarán aquí algo sobre eso

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.