La jabita cubana y sus usos

17
882
Javita cubana

“Lo siento, no tengo jabas, hace dos semanas que no nos surten”. La excusa la ofrece una vendedora de un tienda. La clienta, sin extrañarse, saca una bolsa blanca de plástico e introduce lo que compró, no importa si son productos alimenticios unidos con otros, el desodorante y la colonia que acaba de comprar.

Esta pequeña introducción hacemos para que conozcan que actualmente solo las jabas aparecen en lugares fuera de donde deben estar.

En la misma salida de dicha tienda encuentras la venta de jabas por un peso cada una, no importa el tamaño el precio no cambia.

Pero unas calles más arriba, una persona ofrecía desde las afuera de un agro mercado montones de jabas. A escasos pasos, una señora también las vende, también encontramos vendedores sobre todo de la tercera edad en los mercados, en las esquinas cerca de donde halla ventas de cualquier producto que necesites usarla, las bodegas muy sutilmente te las proporcionan, y así las encontraras regadas en cualquier lugar que sea necesario su uso.

Por ejemplo en las tiendas esta es la justificación:

“Desea que le ponga una caja”.

En las Bodegas:

“No se preocupe yo estoy vendiendo jabas”.

En los mercados:

“Lleve su jabita”.

Y nos preguntamos lo siguiente:

El gran misterio es por qué los comercios oficiales no tienen y en cambio en el mercado negro abundan. Años atrás la ‘jaba’ era conocida en Cuba como el morral de los mendigos. Hoy, son una señal de cubanía, un aditamento necesario. Raro es el hombre y mucho más la mujer que salga de su casa sin llevar una ‘jabita’ doblada en el bolsillo.

Pero lo mas importante es el uso tan maravilloso que se le da a la famosa “Jaba”.

1- Para llevarnos la comida que no pudimos comernos en el restaurante.

2- Algunos plomeros la usan para sellar las roscas de las tuberías.

3- Para buscar los mandados

4- Para ponerse en la cabeza (previos nuditos en las cuatro puntas) cuando está lloviendo, o en los pies porque no queremos salpicarnos los zapatos cuando vamos en la moto o en la bicicleta.

5- Para guardar el regalito de cumpleaños (que no hay dinero como para andar comprando tanto papelito de regalo, que al final el homenajeado termina ripiándolo).

6- El mejor y más útil soporte y camuflaje para los productos del mercado negro.

7- Para hacer sombreros artesanales.

8- Gorro térmico para el tratamiento del cabello y con huequitos abiertos con agujeta de coser, para las iluminaciones o rayitos.

9- Hilo dental (no sean mal pensados, si se cortan en tiritas y se estira es igualito que el hilo encerado para limpiar los dientes).

10- Dobladita en el bolsillo, en el bolso, en la billetera, lista para guardar lo que aparezca.







17 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here