La historia del sándwich cubano

Foto: Brent Hofacker/shutterstock.com
0 100

- Publicidad -

El origen del sándwich cubano, más allá de quien se lo quiera adjudicar o donde tenga franquicias y éxito la receta, es obvio, pues lo dice el mismísimo nombre: Cuba. Ciertamente la migración lo ha hecho llegar a otras tierras en los que tiene gran aceptación, pero eso no significa que se pueda borrar su raíz.

El antecedente más reconocido lo tiene en el llamado “sándwich Mixto”, muy popular en quioscos, cafeterías y restaurantes informales cubanos durante los años 30, sobre todo entre los trabajadores de las fábricas de cigarros y los ingenios azucareros de las ciudades más importantes como La Habana o Santiago de Cuba.

Durante esa época los viajes, por trabajo o placer, de cubanos a Estados Unidos eran frecuentes, sobre todo a Miami y Tampa. Y así esta preparación llegó a estas tierras donde hoy incluso se disputan su paternidad.  Le nombraron sándwich cubano para diferenciarlo del resto.

Durante la década del 60 con el aumento de la migración cubana, que se concentra sobre todo en La Florida, el sándwich cubano se hizo parte indispensable del menú. La población de isleños es hoy representativa en ese territorio, así como su cultura y su gastronomía.

Los ingredientes de esta receta pueden variar, pero casi todos tienen jamón, queso, carne de cerdo y vegetales, mayonesa, kétchup, mostaza y otras salsas al gusto.  Un detalle muy importante es el pan, pues tiene que ser largo y crujiente, muy diferente del francés o el italiano.

Otro aspecto muy importante y distintivo es el uso de la plancha, que con el peso y calor le otorga el toque final. De esta manera el pan queda caliente y el queso se derrite. Pero igual esta es opcional, siempre se  debe consultar con el cliente si quiere su pan a la plancha o no.

Pues esta es la historia del sándwich cubano y podrán pelearse todos los que quieran, pues siempre es y será de Cuba.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.