La comida del regreso

7 35

- Publicidad -

Ese almuerzo con el que sueño tiene que tener a todos mis seres queridos sentados juntos a la mesa un sábado antes del fin de mes. En esa comida tiene que estar una olla llenita hasta más no poder de potaje con pellejitos de puerco y unas hojas de cilantro. Quiero también que me cuenten cómo sueñan sus almuerzos, que me digan que les hace feliz.

Ese almuerzo con el que sueño estará acompañado de unas bandejas con arroz blanco y un huevo frito, pero quiero que me lo haga mi mamá, ella no me pregunta cómo me gusta, sabe de memoria que quede duro o blandito, quemadito o blanco, si viene de sus manos lo disfruto. Quiero ensalada de tomates con col, o repollo como se le llama en Las Tunas, y quiero también apretar la mano de mi papá mientras observa a mi madre servírmelo todo en un plato hondo, de los que tienen dibujos de flores y algunas escamitas ausentes.

Ese almuerzo con el que sueño deberá terminar y al levantarnos de las sillas nadie recogerá la mesa, todos iremos al cuarto del fondo de la casa, donde se sienten a las gallinas cacarear y al gallo creerse dueño y entonces dormiremos todos, no sin antes conversar hasta quedarnos casi sin historias.

Para ese almuerzo conseguiré las flores preferidas de mi bisabuela paterna (mariposas) y las pondré con un poquito de agua dentro de una latica de refresco Tukola y adornaré la mesa. No quiero manteles ni lujos, tampoco nostalgias ni lágrimas. Me tomaré una buena taza de café con un poquito de leche en polvo de la que mi mamá guarda en la reserva para “situaciones de urgencias” y diré: estoy en Cuba carajo.

Ojalá ese almuerzo llegue antes de que el 2016 cierre las puertas, ojalá.

- Publicidad -

7 Comments
  1. ¡¡¡¡… pueblo hermano y bondadoso …….

  2. Cubanos via Facebook says

    Exacto Juan Jose Mendez Pintado, saludos. Nuestro pueblo es único

  3. Lo máximo

  4. Cubanos via Facebook says

    Cierto Licet Viltres. Somos lo máximo. Saludos

  5. Nada como disfrutar de la comida de mi madre..?

  6. Cubanos via Facebook says

    Christoph Arnold, tienes toda la razón, la comida que nos prepran nuestras madres es y será siempre la mejor del mundo. Saludos

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.