Joven cubana discapacitada logra caminar gracias a los entrenamientos de judo de su tío (VIDEO)

0 11

- Publicidad -

Los padres de la cubana Rosemary no tenían esperanzas de que sobreviviera y mucho menos de que volviera a caminar, pero gracias a la ayuda de su tío, hoy está aprendiendo a valerse por sí misma.

Rosaura Díaz madre de Rosemary tuvo complicaciones durante el parto, prácticamente nació ahogada, aunque hasta los tres años no fue que la familia se dio cuenta de que algo no marchaba bien.

Los médicos la diagnosticaron con el síndrome de Lennox-Gastaut (LGS), una variante de epilepsia infantil y retardo mental. “Hoy tiene 24 años y su mente es de una niña de 7 años” contó a Primer Impacto Gilberto Fuentes, artífice del milagro.

Cuando fue creciendo su salud se fue deteriorando hasta no poder hablar ni caminar. “Los médicos me dijeron que ya estaba en etapa terminal, que ya no se podía hacer nada. Las dosis de los medicamentos fueron aumentando. Yo pensaba que de verdad no iba a sobrevivir”, dice Rosaura.

Fue ahí cuando entró en escena Gilberto, quien a pesar de vivir en Estados Unidos siempre estuvo pendiente de la niña. Logró convencer a Rosaura para que emigraran y buscar otro tratamiento para Rosemary.

“Nunca imaginé la condición tan mala en que estaba la niña, había empeorado mucho en el último año. Yo no sabía qué hacer.”.

Gilberto quien había sido practicante de judo en Cuba diseñó una serie de ejercicios para motivar a la niña y tratar de que mejorara, sin imaginar que lograría pararse de su silla de ruedas.

“Mi primera meta era levantarla de la silla de ruedas, pero sabía que era difícil porque sus piernas y su cintura no estaban preparadas”.

Luego de cuatro meses y medio de trabajo duro se dio el milagro, a partir de ahí comenzó a mejorar cada día más. Los doctores se sorprendieron de la evolución de la paciente y destacaron la paciencia y el trabajo de Gilberto.

En solo un año y ocho meses, Rosemary abandonó la silla de ruedas, ya no solo puede caminar, ahora corre y está aprendiendo a bailar. Poco a poco se va convirtiendo en una joven normal, una muestra de que la voluntad y el trabajo duro pueden lograr milagros.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.