Fe, ese ajiaco cubano de espiritualidad

Salvador Aznar / Shutterstock.com
0 38

- Publicidad -

La Cuba de hoy, la Cuba de todos los tiempos, ha estado definida por creencias de todo tipo. La religiosidad es inherente a los hijos de la isla más hermosa, pues desde las poblaciones aborígenes hay fe en un ser superior capaz de cambiar las cosas y hacer que la vida vaya bien.

Las religiones en Cuba constituyen una imagen muy interesante… es como si habláramos de un “caldero” gigante lleno de todos los aderezos, las carnes y las especias, si, es un ajiaco único de su tipo en el mundo.

Se levantan las catedrales a lo largo y ancho de la isla, donde el catolicismo se afianza y con plegarias hacen votos de unidad. Cubren en oración los protestantes dando sentido de hermandad a todo lo bueno y todo lo malo que se enfrenta en unidad congregacional. Hay pequeños grupos ortodoxos. Dicen que también ponen su color en la fe nacional algunos budistas de firme convicción.

Cuba alza sus brazos para agradecer con sinceridad. Un mar de religiones afrocubanas hace ofrenda a los orishas, a las deidades y al Padre que cuida. El sudor, las telas, los caracoles, las hierbas, los palos del monte y los ritos más imponentes, son sus mejores ofrecimientos.

“La isla está protegida” exclaman unos, “la nación es bendecida” aseguran otros. Cada religión, cada ceremonia, cada uno de los cultos, se torna en banquete de fe. Los de la isla más hermosa piden salud, prosperidad y amor para ellos mismos, pero en especial hacen el pedido a favor de los que están lejos de casa.

Salvador Aznar / Shutterstock.com

Hierven las muestras de idiosincrasia en el ajiaco de tantos sabores; se hacen fuertes las creencias en un mañana mejor, en un futuro de multiplicadas bendiciones. No hay reverencia, o salto, o baile que no lleve en sí la certeza: “todo va a ir bien”. Así lo decretan a una sola voz las biblias, las letras, las lecturas místicas.

Con mucho respeto y corazón, Cubanos Gurú se une a los buenos augurios del año.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.