Faros cubanos: reliquias de una tierra bañada de mar

Genevieve Hathaway / Shutterstock.com
0 31

- Publicidad -

Cuba, isla rodeada del Mar Caribe y el Atlántico, en una zona de tránsito hacia otras tierras, posee reliquias y a la vez necesarios puntos de señales marítimas para el mundo: los faros.

En esta pequeña reseña abordaremos algunos, aunque desde ya, sabemos que faltan muchos por nombrar. En los extremos de Cuba, se encuentran dos edificaciones indispensables.

El Faro del Cabo de San Antonio, también llamado “Roncali”, posee 22,5 metros de altura y su construcción data de la segunda mitad del siglo 20. En la parte más occidental de Cuba, a la orilla de las aguas del estrecho de Yucatán, cada 10 segundos produce dos emisiones de luz que son vistas hasta 30 kilómetros del sitio.

Mientras que en la zona más oriental se ubica el Faro de Punta de Maisí para orientar a los barcos en su travesía por el Paso de los Vientos. También conocido como “La Concha”, su construcción fue a finales de la década de 1850, bajo la orden de la reina de España. La torre posee una altura de 121,9 pies. Con una potencia de 3790 bujías y un alcance geográfico de 17,7 millas, su luz blanca alterna cada 20 segundos.

Otras dos torres importantes de Cuba, son los faros de Cabo Cruz​ y de Punta Lucrecia. El primero está en la provincia Granma y el segundo en Holguín.

Faro de Cabo en la provincia Granma. Shutterstock.com

La guía marítima granmense de 32 metros, en sus inicios se llamó Faro Vargas y lo conforma un conjunto arquitectónico, compuesto fundamentalmente por la Casa del Farero y el faro.

Por su parte, el Faro de Punta Lucrecia, es considerado uno de los 100 más importantes del mundo por su posición geográfica. Produce una señal visible hasta una distancia de 42 millas que sirven para guiar las naves que transitan en las aguas de la costa nororiental cubana.

Por último, aunque en faltan muchos por nombrar, el Faro del Castillo del Morro​ de La Habana, edificado en 1845, tiene una altura focal de 44 metros (144 pies) y muestra dos luces blancas cada 15 segundos. Con una torre circular y un diámetro que disminuye gradualmente desde la base hasta la cúspide, abraza la entrada a la bahía habanera.

Morro de La Habana
Foto: Rostislav Ageev/shutterstock.com

Ligados a la historia del país, a su gente; los faros cubanos se han erguido en la memoria de la navegación como guías de imprescindible valor y auxilio a lo largo de las costas, entradas de puertos y barreras en el mar.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.