Fábrica de Arte Cubano para todos los gustos

Foto: habanapordentro.wordpress.com
0 39

- Publicidad -

La Fábrica de Arte Cubano (F.A.C), se ha convertido en unos de los lugares más populares de La Habana para nacionales y extranjeros. De las ruinas de una antigua factoría de aceite, emergió un lugar completamente distinto a todos los sitios de entretenimiento habaneros. Una especie de confluencia artística y cultural que traspasa los límites de lo convencional.

El proyecto, creado por el afamado músico, compositor y realizador cubano X Alfonso, constituye una propuesta nocturna con opciones tan variadas como su propio público. Desde los “frikis” más arraigados, pasando por rockeros, hemos, espirituales, hasta llegar a lo más encumbrado de la farándula capitalina.

A la entrada recibes una copia de la típica tarjeta de abastecimiento cubana, donde quedará plasmado todo tu consumo dentro del lugar, que solo pagarás a la salida. Atraídos por esta singular forma de pago personas de diferentes países acuden a experimentar cosas y situaciones únicas.

Y es que la Fábrica de Arte Cubano es precisamente eso, un experimento multicolor de sociedad y cultura. Allí puedes encontrar exposiciones de arte moderno, fotografía, sala de cine al más puro estilo casero, música grabada y en vivo, artes escénicas, plásticas, danza, conciertos, el mundo creativo en todo su esplendor, con obras a la venta. Todo esto acompañado de un ambiente de tolerancia y diversidad cultural, internet para acceder a redes sociales y páginas en línea con el mundo, además de buena bebida.

Situada en las calles 11 y 26 del Vedado habanero, la F.A.C abre sus puertas de jueves a domingo en horario nocturno y recibe a centenares de asistentes a diario. Un público heterogéneo, como decimos nosotros “cada loco con su tema”, porque hay donde escoger entre disímiles ofertas.

Lo más rico de la fábrica está en que las personas se apropian de un espacio o varios por afinidad, dependiendo del tipo de diversión que se quiera en la noche. Es un territorio en constante renovación, y por tal motivo descubres cosas diferentes que hacer en cada visita. Desde los más culto hasta lo eternamente popular, desde lo moderno hasta las más antiguas tradiciones, todo en el mismo lugar y al mismo tiempo.

En la F.A.C, el público sabe donde empieza, pero no donde va a terminar. Es como un laberinto de arte que envuelve y encanta, como un recorrido “express” en la teletransportación de ambientes y lugares. Solo se puede saber que acabarás respirando cultura y diversión en todas sus formas, con la sensación de no haber visitado un solo lugar. Y cuando sales en la madrugada, quedas con la sensación de cuanto de nuevo falta explorar. La Fábrica de Arte Cubano te hace eso.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.