Enrique Núñez Rodríguez: Nombre mayor del humorismo en Cuba

0
84
Enrique Núñez Rodríguez
Foto: Tomado de La Jiribilla

Desde los ya lejanos tiempos del teatro vernáculo y mucho más allá, el humorismo cubano nos ha dado hombres y mujeres, que independientemente de sus profesiones, se entregaron a este género de cuerpo entero y alcanzaron la condición de artistas.

Muchos no trascendieron, pero otros, se inscribieron para siempre en la memoria colectiva de nuestro pueblo cuando a un talento innato unieron la autenticidad de las raíces más profundas de la identidad cubana.

Uno de ellos, es Enrique Núñez Rodríguez, escritor, guionista de radio y televisión, teatrista y sobre todo un gran humorista cubano.

Escribió toda su vida con un sabroso decir, le imprimía a sus textos anécdotas didácticas sin caer en el didactismo monótono, salpicadas de humor y de cubanía tanto como dramaturgo, guionista o en ese especial papel de cronista que retrató a la sociedad en la que vivía.

A una pregunta que le hicieron una vez respecto a la utilidad que podía tener el humor, respondió que “el humor sirve para decir las verdades más grandes del mundo, hacer reír sin ofender y sobre todo criticar sin vulgaridades“.

Esta frase resume la filosofía que mantuvo Núñez Rodríguez en toda su obra y a eso se debe el éxito de programas brotados de su tinta creadora como Casos y cosas de casa, que durante muchos años atrapó a la audiencia cubana, Si no fuera por mamá, largo serial televisivo de gran popularidad y Conflictos, excelente espacio ambientado en un bufete cubano, que reunió figuras como Isabel Santos, Beatriz Valdés y Luis Alberto García y que además fuera uno de los últimos programas dramatizados seriados, que hiciera para la televisión cubana.

Enrique Núñez Rodríguez dejó una extensa y relevante obra como creador, en la que se destaca su peculiar tratamiento y rescate de lo más auténtico del humor nacional, que también llevó con mucha suerte al teatro.

Esto es suficiente para convertirlo en uno de los mejores escritores humorísticos de nuestro país, aquel que cuando mencionamos, nos “quitamos el sombrero” porque es sencillamente… un nombre mayor.

Video relacionado:







Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here