El yonki, el magua, o el tiburón

Foto: Ryan
0 57

- Publicidad -

El título a simple vista puede parecer un trabalenguas, pero en realidad son nombres de diferentes cortes masculinos populares entre los cubanos en la actualidad. También se les suman “el bistec”, el “guardafango”, “el dominicano” y otros.

Y es hoy la moda para los varones no dista mucho de los infinitos detalles que desde siempre han caracterizado a las mujeres. Si bien los de afeitarse, sacarse las cejas, las depilaciones y todo tipo de torturas aprobadas por la belleza femenina eran exclusivas de las chicas, hoy eso no es tan así.

Desde el surgimiento de los metrosexuales, esta tendencia masculina a homogenizar las costumbres cosméticas ha proliferado. Los hombres cuidan su estética tanto o más que el sexo opuesto. Ya sea en vestimenta, atención a la piel y últimamente hasta en los cortes de cabello.

Muchos de los que hoy están de moda siguen los cánones impuestos por artistas y músicos de la isla, sobre todo los reguetoneros y salseros, que tienden a hacer de sus presentaciones momentos espectaculares en todos los sentidos.

Exhiben peinados y cortes extravagantes y crean nuevas modas basadas en su propio estilo. De ahí surgieron los pelados como el magua, el yonki, y el tiburón, que hasta han disdo temas para canciones.

El primero es el cabello bien rebajado al cero y uno en la chichilla definiendo muy bien los contornos. El segundo caso tomó el nombre de un popular cantante cubano que suele usar una especie de cresta levantada, adornada con peinetas y tintes llamativos. El tiburón resulta a la vista algo así como una cresta pero rebajada con los lados rapados. Son tres cortes popularísimos en la Isla.

Otra de las tendencias es a hacerse dibujos en la cabeza con cuchillas, y como consecuencia puedes ver muchachos con estrellas, símbolos de marcas comerciales y cualquier otra cosa producto de la inventiva del barbero o el mismo cliente. Lo importante es llevar algo original extravagante, y a la moda.

Este tema de los pelados y la modernidad ha invadido la vida del cubano en general. El deseo de llamar la atención y ser únicos e irrepetibles ha llevado a mucho jóvenes a prestar su cabello para casi todo tipo de cosas. Y puede que a los adultos les parezca grotesco o excesivo, pero constituye una forma de expresión que no podemos obviar, y un fenómeno extendido en todo el mundo. Ya nadie se pela en casa como otrora se hacía, ahora buscan verdaderos artistas de la barbería para lograr un look completamente nuevo y estrafalario. Cuba no es la excepción, y por eso los chicos llevan hoy el yonki, el magua, el tiburón o cualquier otro en sus diferentes variedades, con orgullo y personalidad.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.