Denia Caballero por el oro olímpico

0
178
Denia Caballero
Foto: AFP

Cuando jugábamos juntas frente a los edificios del reparto Vigía Sur en Santa Clara, nunca imaginé que aquella niña espigada y con marcadas características de atleta, se convertiría en la campeona del mundo en el lanzamiento del disco.

No fue falta de confianza, quizás fue la inocencia de la niñez. Pero lo cierto es que Denia Caballero ha logrado convertirse en una discóbola excelente con posibilidades reales de ser campeona olímpica.

Desde adolescente comenzó sus pasos en el atletismo, aunque no iniciaría en el evento que le ha dado mayor gloria. Primero practicaba el lanzamiento de la jabalina, disciplina que abandonaría para dedicarse de a lleno al disco, su pasión verdadera.

Campeona Centroamericana y del Caribe con récord incluido en Veracruz 2014, presea dorada en los Panamericanos del pasado año en Toronto, además de excelentes resultados en mítines, Ligas del Diamante y eventos internacionales. Denia ha acumulado experiencias que le ayudarán en el camino a la corona universal en Río 2016.

En su primera experiencia en citas estivales en Londres 2012, no superó la etapa clasificatoria y aún así terminó con la sexta mejor marca del año en dicha temporada.

Más tarde iría consolidando una carrera que la ha convertido en las punteras de las disciplina en el mundo, y podría tener su punto culminante en la competición planetaria fijada en tierra brasileña.

Según confesó a Vanguardia, el periódico de su natal Villa Clara, se siente relajada como siempre, y luchará por el oro aunque el camino sea difícil.

En efecto lo será, deberá enfrentar a deportistas de alto calibre como la croata Sandra Perkovic y la alemana Nadine Muller sus rivales por el talento y experiencia.

Pero el miedo no forma parte del diccionario de la cubana, como ha sido desterrado del pensamiento de los atletas de nuestra Cuba. Denia Caballero tendrá que enfrentar además la presión de ser la campeona mundial y batirse de tú a tú con las mejores del orbe. Pero como dijera ella misma en una entrevista “voy por el oro”, y esa voluntad nadie la puede cambiar.








Cargando…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here