De pronto, una Vitrola

Foto: www.lahabanaprado115.com
0 36

- Publicidad -

De pequeños, muchos de nosotros íbamos corriendo moneda en mano a un armatoste para escuchar alguna que otra canción. Casi todos le llamaban “traganiquel” a ese dispositivo, muy parecido al tocadiscos.

Pararse delante y elegir una letra-número era el primer paso, luego depositabas la peseta y presionabas la combinación, entonces gracias a un mecanismo el disco iba a parar a un sitio y ¡zas!, musiquita que tú conoces.

No había entonces grabadoras, ni mp3, ni cd-rom y todos nos contentábamos con aquella armazón que también llegó a conocerse como tragamonedas y que, en su interior, tenía una colección de canciones de varios géneros.

La Vitrola fue el alivio de muchísimas fiestas nocturnas, pero poco a poco fueron retirándose del panorama sonoro del país, pues eran aparatos musicales un tanto primitivos y se rompían. No obstante hay algunas bien cuidadas que sobreviven al paso del tiempo.

No importa si fueran prostíbulos, bares o fondas en la Cuba de los sesenta, donde nos encontráramos con esta armazón, lo que sí es cierto que eran un perfecto medidor para conocer los gustos de la gente, quienes gastaban su dinero en lo que realmente querían escuchar.

De hecho, en la actualidad se conocen en la Isla colecciones musicales llamadas “Éxitos de Victrola”, que reúnen canciones de distintos géneros y que se escucharon a deshora en varios rincones donde existía este artefacto.

Cantores como Blanca Rosa Gil, Jose Tejedor, Benny Moré, Orlando Contreras y Maria Teresa Vera eran los protagonistas del momento. A ellos le debemos piezas de profundo lirismo y popularidad, mientras a la Vitrola le agradecemos la difusión de la música popular.

Símbolo de cultura popular y un icono de cubanía, las Vitrolas quedan en el imaginario popular cubano como un recuerdo grato que agradecen muchas generaciones de cubanos.

Para aquellos que quisieran escuchar el sonido de este aparato electrónico, recomendamos sintonizar el programa La Vitrola, de Habana Radio, que se transmite los martes y jueves de 2 a 4 de la tarde, hora de Cuba.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.