Costumbres y tradiciones las bodas cubanas

Foto: Ragne Kabanova / Shutterstock.com
0 173

- Publicidad -

El acto de unión matrimonial en Cuba ha ido cambiando con el paso de los años. Aunque aún muchas familias mantienes las tradiciones y costumbres antiguas para este tipo de eventos, otros las modifican o las cambian totalmente de acuerdo a situaciones personales o económicas.

Se dice que las tradiciones en las bodas cubanas son parecidas a algunas del pueblo estadounidense. Se menciona la coincidencia en la danza del dinero. Pero en vez de dar dinero a la dama de honor u otro representante como es típico al estilo americano, en algunos matrimonios cubanos los que se ofrecen a bailar con la novia le clavan dinero en su vestido antes de bailar con ella.

Se mantiene la costumbre de vestir a los novios de blanco aun cuando no haya ceremonia religiosa o gran festividad de celebración. Los regalos ya no son tan abundantes como otrora, pero siempre se muestra cariño y gestos de afecto hacia la pareja de alguna manera.

Tampoco ha cambiado el modo de decoración si la unión se realiza en un salón o casa particular. Las fotos no pueden faltar como recordatorio de lo que sucedió y cuanto “costó”.

Pero por lo general el modo de ver las bodas en la isla ha cambiado considerablemente. Actualmente muchos se dedican a tirar la casa por la ventana y hacer del evento más que un acto de unión de pareja una demostración de estatus económico.

También con los negocios por cuenta propia surgieron organizadores de eventos, compañía de estilistas, alquiler de trajes y todo el andamiaje necesario para una celebración “con todas las de las ley”.

En otros casos se resumen en firmar frente al notario y hacer una actividad familiar y con allegados, una comida, cervecita, música y ambiente de hermandad, estas son las más comunes hoy en día.

Aunque otros no hacen de la unión algo oficial y saltan directamente a vivir juntos y compartir vida de casado sin mediar firmas ni festividades fastuosas.

Lo importante para el cubano además del acto en sí, es poder compartir sus sentimientos con amigos y familiares, disfrutar de una jornada divertida aunque sea sencilla y sin demasiados lujos. Se trata de gritar amor ya sea con salón de fiesta o no.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.