Como convertirte en cubano en 10 pasos

Foto: momo
0 63

- Publicidad -

Al cubano el buen carácter le sobra y las muestras de entusiasmo en las situaciones más simples de la vida resultan comunes. Y es que somos espontáneos, naturales y desenfadados. Pero para llegar a ser como nosotros necesitas una guía bien detallada y específica.

Cubanos Gurú les muestra cómo convertirte en cubano en 10 pasos.

Tienes que gesticular mucho al hablar: De lejos podría parecer una pelea encarnizada cuando dos isleños hablan, pero al acercarte te das cuenta de que resulta algo natural en cualquier conversación hacer gala de nuestras dotes histriónicas para dramatizar cada anécdota que contamos.

Olvídate de la comidas ligeras: Al antillano le gusta comer mucho y bien. Puede que no siempre tenga la oportunidad de probar algunos platos, pero siempre que haya yuca con mojo, congrí, masas de cerdo fritas y ensalada, termina con la panza a punto de explotar. Eso de la mojigatería para comida se nos da fatal.

Incorpora a tu vocabulario palabras y frases solo nuestras: En esta categoría entran asere, qué bolá, baro, ambia y hasta etc.

Saber mover el bote: El buen cubano, no necesita de una fiesta muy elaborada, con un palo y una lata es suficiente para “meter pesca’o” (ser el mejor) en el baile y ser el centro de atención donde quiera que esté.

Tus familiares y allegados tienen que ser sagrados: Querernos a nosotros significa querer a nuestros familiares y amigos. Tenemos la costumbre de vivir entre afectos, creamos lazos de cariño más allá de los de sangre. En el caso de que alguien se meta con un de esas personas favoritas el problema se soluciona contigo.

Saber discutir de cualquier tema principalmente de pelota: Para debatir y hacer surgir la polémica somos los primeros, pero en una conversación de pelota o economía quedarse callado es casi un pecado , porque denota tu poco conocimiento del tema y para nosotros no conocer al menos un poquito del deporte nacional es imperdonable.

Mostrar sensualidad en todo momento: La chispa e intensidad se nos sale por los poros. Si quieres ser como los cubanos no puedes pasar desapercibido por apagado y tímido, la “salsita” debe ser tu primer atractivo.

Solidario sin límites: “Ayúdame que yo te ayudaré”, esa constituye nuestra filosofía de vida, por eso “donde alguien cae herido, el oriundo de Cuba cae muerto”. Colaboramos con los demás aun si tenemos poco.

Carismático y jaranero: Reír y socializar, resulta una de las características más marcadas de los nacidos en tierra cubana. Para ser como nosotros necesitas mostrar chispa, saber hacer chistes, llevar una conversación animada y tener una actitud alegre ante la vida.

Luchador: Esa fuerza de voluntad para salir adelante en las peores circunstancias tiene un equivalente: la palabra cubano. Sacar lo mejor de cada situación y no desmayar ante el cumplimiento de un objetivo, tienes que incorporarlo a la vida diaria.

Cada uno de estos sencillos pasos muestra la magia y aura especial de los cubanos. El arte de ser nosotros mismos sin copiar a los demás nos distingue como seres especiales y únicos.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.