Chistes cubanos de mujeres

Emily Marie Wilson / Shutterstock.com
0 64

- Publicidad -

Como en Cuba todo sirve para reír, cualquier tema se puede convertir en un chiste o una frase graciosa. Tanto mujeres como hombres suelen, como decimos nosotros “sacarle lasca” a cualquier cosa y aprovechar para soltar una que otra carcajada en colectivo.

Las féminas también han sido blanco del humor cubiche, Cubanos Gurú te deja algunos ejemplos para alegrarte del día.

—————————————

Tres negras cubanas están en el aeropuerto y mientras esperan para tomar un avión conversan entre ellas. La primera negra dice:

– Yo no sé ustedes, pero yo me voy a poner una tanguita color rosa ante de montarme en ese avión.

– ¿Y pá qué…? le preguntaron las otras dos.

– Porque si el avión se cae y caigo con las nalgas para arriba, la tanguita rosa se va a ver desde lejos y será fácil rescatarme.

La segunda dice:

– Pues yo me voy a poner una anaranjada y fosforescente…

– ¿Y por qué de ese color? … preguntaron las otras dos.

– Porque si caigo al agua con el trasero para arriba, ese color significa “rescate”.

La tercera dice:

– Pues, yo, no me voy poner naa…

– ¿Cómo dice?

– Que yo voy sin tanguita ni naa, a nalga pelá, como lo oyeron, porque cuando se cae un avión, lo primero que buscan es la caja negra.

—————————————

Hacía 5 años que una mujer había perdido a su marido y todavía seguía de luto como si fuese ayer. Su hija le pidió que por favor saliera con alguien para que se distrajera y le presentó a un tipo.

Inmediatamente de conocerse se cayeron muy bien y, después de 6 meses, el tipo la invitó a pasar el fin de semana con él. Llegó el sábado y se fueron a un lugar alejado muy romántico.

El tipo la llevó a pasear y la atendió muy bien. Ella quedó encantada, pero resulta que cuando llegó la noche se fueron a un hotel. Ahí el empezó a acariciarla y a quitarle la ropa, y ella le dijo:

– Déjame ponerme cómoda – y se fue al baño.

Cuando salió, iba desnuda, pero con un calzón negro, y él le preguntó:

– ¿Por qué te quedaste con el calzón?

A lo que ella contestó:

– Mis pechos puedes acariciar, mi cuerpo puedes explorar, pero aquí abajo… no lo puedes tocar, estoy de luto.

-Bueno – el tipo pensó – a lo mejor es prematuro. Mejor espero a mañana.

Al día siguiente pasó lo mismo y el tipo al ver que se le estaba acabando el fin de semana le dijo:

– Me voy a poner cómodo.

Cuando salió del baño, el tipo salió todo excitado con un condón negro. Ella, curiosa y sorprendida, le preguntó:

– ¿Por qué tienes ese condón negro?

A lo que él le contestó:

– ¡Porque esta noche quiero compartir tu dolor, voy a entrar a darte el pésame …!

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.