Bredni Roque, el cubano-mexicano que compitió en #Rio2016

Foto: www.capitalquintanaroo.com.mx
0 13

- Publicidad -

Este pinareño estuvo durante casi una década con el equipo nacional cubano de levantamiento de pesas, pero en 2012 se casó con una mexicana y se afincó en el estado de Quintana Roo.

Quiso Dios y la vida que Bredni pudiese representar a su país adoptivo en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.

Lo hizo en la categoría de los 69 kilogramos, donde se fue sin medallas pero quedó quinto en la tabla de posiciones. Un digno lugar, pues subió dos escalones en el ranking mundial donde era séptimo.

“Yo hubiese querido haberle regalado a México una medalla de lo que sea, pero no salió. Será para la próxima”, declaró a la agencia AP, citadas por el sitio Opinión Deportiva.

Este joven que, en 2015, le dio una medalla a la tierra de Juárez, durante los Panamericanos de Toronto, Canadá.

Bredni se convirtió en noticia, y no precisamente grata, cuando tuvo que desfilar en la ceremonia de inauguración de #Rio2016 con una indumentaria personal llena de parches y no con el uniforme de México.

Este suceso, penoso para él y triste, fue denunciado en su cuenta de Facebook, donde salió en respuesta a las críticas que le vinieron encima y acusó a la Federación Mexicana de Pesas (FMLP) y el Comité Olímpico Mexicano (COM)  de haberle entregado, a última hora, un uniforme inapropiado para la competencia.

Pero, fuera de este incidente, el cubanomexicano hizo un buen papel en Rio y es el único representante masculino de la delegación azteca en su modalidad. Su inclusión también es un signo de su valía y calidad deportiva.

Este cubano de 28 años (nació el 11 de noviembre de 1987), casado con la también halterista Carolina Valencia, dice que tuvo un proceso de cambio de país muy complicado  y que extraña la comida, las costumbres, pero sobre todo su familia en Cuba.

“Desde que vine a México hace cuatro años no he podido viajar a Cuba para ver a mi mamá, porque es tanto lo que le he dedicado a este deporte que no he querido soltarlo ni un segundo.”

Bredni y Carolina tienen un gimnasio en la ciudad de Chetumal, ubicada en Quintana Roo, donde entrenan y se preparan para próximas competencias.

“Ahí vivimos muy felices. Entrenamos en nuestra casa y espero seguirme preparando como siempre, como hasta ahora, y aprender de esta derrota que acabo de tener.”

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.