8 situaciones que solo entenderás si eres cubano

Foto: lazyllama / Shutterstock.com
0 78

- Publicidad -

Como oriundos de Cuba tenemos nuestras propias costumbres y tradiciones. Hacemos cosas que son diferentes para cada país. Obviamente existen situaciones que solo nosotros o quienes nos conocen pueden entender. Cubanos Gurú les deja 8 de ellas.

1- Volver a ver programas recientes en la TV: No importa cuán lejanos en tiempo o recientes sean los programas o telenovelas, si te los pierdes no hay por qué llorar, en poco tiempo tendrás la retransmisión íntegra por otro canal, o por el mismo. Como un contra el olvido constante.

2- Preparar encuentros con amigos de la infancia o coterráneos que ni conoces: El espíritu festivo lo llevamos en la sangre y también somos muy nostálgicos. Programamos actividades para recordar viejos tiempos, o para celebrar los nuevos con compatriotas que acabamos de conocer, sobre todo si estamos en el extranjero.

3- Hablar con doble sentido en las situaciones más comunes: No hay momento fijo para el doble sentido en una conversación con un cubano. Parte de nuestra idiosincrasia dicta que hasta las situaciones más serias merecen coger un respiro con un chiste o interpretación maliciosa adrede.

4- Besar y abrazar indiscriminadamente sin medir hora o sitio: Ya es conocido que para las expresiones exageradas hay que buscarnos a nosotros. Palabras, gestos, besos y abrazos sin medir hora o lugar, lo hacemos porque nos nace.

5- Llevarle un plato de la comida favorita al vecino sin esperar nada a cambio: En Cuba el vecino es parte de la familia y si hoy por casualidad cocinaste su plato favorito o te enteraste que está enfermo con gusto lo sorprendes con una comidita especial para esa persona. No hace falta esperar a su cumpleaños.

6- Tratar la casa de tus amigos como si fuera la tuya: No sé si será exceso de confianza, pero para el cubaniche la casa de un amigo es como la propia, pasas a los cuartos, preparas café en la cocina y duermes la siesta como en cama propia.

7- Inventar una fiesta sin presupuesto: Las fiestas sin presupuesto son una constante, lo importante es divertirse, poner música y si acaso se reúne entre todos para comprar el traguito. Cualquiera se inventa unas croqueticas de “ave” y ya tenemos para picar.

8- Gastar todo el dinero que tienes con un amigo: Somos impulsivos por naturaleza y tenemos siempre la fe de que todo irá bien, así que si toca gastar lo único que tenemos en una tarde con un amigo o familiar, no importa, mañana será otro día y aparecerá algo.

Puede que algunas situaciones coincidan para otras naciones, pero para los cubanos son tan comunes que se han vuelto parte de nuestras raíces y muestras fehacientes de cubanía.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.