5 supersticiones cubanas (III)

Foto: Rosario Esquivel
0 72

- Publicidad -

El catalogo cubanísimo de supersticiones tiene varias páginas. Ya Cubanos Gurú ha contribuido a juntarlas y clasificarlas, aunque pueden escaparse algunas.

Anteriormente mencionamos por “arribita” el hecho de colocar objetos encima de la cama, los espejos rotos, el mal de ojo, los truenos y mecer los sillones sin nadie sentado, etcétera, etcétera.

La investigadora Caridad Santos Gracia define la superstición como toda “creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón”, porque una persona con profunda fe religiosa o un credo bien sólido no las aprueba.

La lista es amplia y aquí ¿terminamos?:

1.- Mariposas “brujas”: en el mito popular existe la creencia de que si una mariposa bruja entra a una casa es un anuncio de mal agüero. Las conocidas “Tataguas” también son un presagio de que alguien te hará la visita.

2.- No cuentes los sueños: Si sueñas algo malo debes contarlo antes de las 12 del mediodía para que no se cumplan y si son buenos y deseas que se cumplan solo puedes contarlo después de las 12. Parece un trabalenguas pero eso dicen.

3.- Paraguas: abrir un paraguas dentro de la casa no es recomendable. Es “malo”. Siempre vas a escuchar esto en Cuba, pero la razón pocos la saben.

4.- Contar dinero encima de la cama: es un mal paso hacerlo. Hay varias teorías, desde vincularlo con el mundo de la prostitución, o que el dinero «se duerme» y te deja de llegar, incluso una razón higiénica, según comenta un usuario de Yahoo Respuestas: “el dinero rota por muchas manos con muchas bacterias y enfermedades, por eso si la pones en tu cama esto se pasara a ella y tu al acostarte puedes contagiarte de algo por ahi….. es por eso que lo dicen.”

5.- El pie izquierdo: comenzar el día o emprender un proyecto y no cerciorarse de hacerlo con el pie derecho vaticina mala suerte. Sucede como con el paraguas o la sombrilla. Es “malo” y punto. Hay otra superstición que se parece a esta y es pisar mierda, señal de buena suerte.

Respecto al número 5, dice Tiziana Prado que es una costumbre que proviene del mundo de los pescadores. “Ningún pescador, subía a bordo por el costado izquierdo del barco, sino que lo hacía por el lado derecho, aunque resultara incómodo.” 

Y los cubanos, amantes del béisbol, conocimos al lanzador Orlando Hernández que jamás pisaba la raya de cal durante el desarrollo de un juego. El “Duque” daba un brinco y saltaba, como signo de cábala o superstición.

Y tú, ¿tienes una en particular?

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.