5 leyendas cubanas… ¡de infarto!

0
680
Shutterstock.com

El jigüe de los campos

Siglos han pasado desde que ocurriera en Cuba el primer desmayo, causado por la supuesta aparición de un Jigüe. Se trata de un ser mítico de la fantasía popular, aunque para muchos es muy real ya que atestiguan haberle visto. Cuentan que en épocas de la Cuba colonial, los jigües, llamados también Güijes, asustaban a los moradores de pueblos y villas. Lo describían con el siguiente aspecto: físicamente como un niño, con rostro enojado, grandes dientes, ojos enormes con poderes diversos y piel oscura. A la leyenda le ha sacado provecho y existen desde hace mucho tiempo novelas, series, dibujos animados y demás producciones artísticas y literarias que recrean este personaje. Un dato más… se decía que para librarse de su molesta presencia, solo podían atrapar al Jigüe o Güije, siete hermanos puros llamados Juan.

La llorona del río

No se sabe exactamente por cuál misteriosa razón una mujer, según la leyenda popular cubana, luego del entierro de su esposo decidió ir al río más cercano a llorar sus penas. Cuentan que de tanto sufrir perdió las fuerzas y cayó muerta a las aguas. Lo impresionante es que, de acuerdo al mito, desde ese momento comenzaron a verla y a escucharla a orillas de los ríos de toda Cuba. Sentada en las piedras o arrodillada, desnuda o vestida, bajo la luna llena o en noches totalmente oscuras, así la han visto miles hasta la actualidad. Eso sí, todos aseguran que con su rostro hacia abajo, se moja las manos mientras llora desconsoladamente, uniendo al cauce del rio sus fantasmales lágrimas de dolor. Muchos pobladores de las sierras cuentan que justamente eso es lo más aterrador: sus alaridos de sufrimiento.

ríos cubanos
Foto: Matyas Rehak/shutterstock.com

El jinete sin cabeza

Nadie, hasta hoy, puede asegurar que el hombre que supuestamente han visto cabalgando en las llanuras cubanas no tenga cabeza. Al mismo tiempo nadie de los que dijo haberle visto, pudo distinguirla. Según la leyenda, la cual tiene cientos de versiones, se trata de un soldado español, decapitado en plena batalla. Cuentan que cabalga por las sabanas en un corcel negro y solo puede notarse su uniforme hasta el cuello, nada más. Muchos aseguran que el motivo misterioso de su cabalgar es buscando el sitio donde perdió la cabeza durante la guerra.

La bola de luz

Algunos piensan que esta es una de las leyendas más contemporáneas. La bola de luz es un fenómeno espeluznante, al decir de quienes supuestamente la han visto. Hace algunos años corrió el rumor de una aparición de la bola de luz en un ómnibus urbano en la ciudad de Matanzas. Miles de explicaciones tratan de explicar la fantasía. Unos alegan que se trata de un fenómeno meteorológico muy raro, otros aseguran que es cuestión de tecnología mundial y no pocos lo ven como símbolo de la conexión de mundos paralelos o extraterrestres.

El Fantasma del Poeta

Escuché esta leyenda de la boca de la doctora Deisy Cué, una de las investigadoras y ensayistas más prominentes de Cuba. La experta lo aseguró durante una jornada de celebraciones por el natalicio del poeta José María Heredia y Heredia: “El fantasma de Heredia está en esta casa”. Las declaraciones, en un ambiente literario donde no faltaba el té y la lectura de poemas, se hizo en la Casa Natal del célebre poeta cubano, uno de los museos más visitados en Santiago de Cuba. Ante los gestos de asombros de todos los que estuvimos presentes, la doctora Deisy Cué aseveró: “Si, es el fantasma de Heredia, anda en botas y tiene una capa”.

Son leyendas que dan color a la cotidianidad de Cuba, sus alrededores y sus distancias. Las crea usted o no, Cubanos Gurú invita al misticismo entre fantasía y realidad.








Cargando…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here