5 alimentos que los cubanos odian y son beneficiosos para la salud (+video)

Foto: Luis Echeverri Urrea/shutterstock.com
0 64

- Publicidad -

En ciertas etapas de la vida de los cubanos han surgido variantes alimenticias que no siempre son del agrado de todos. Algunas son el plato fuerte de becas y residencias estudiantiles, otras se comercializan en bodegas y puntos de venta.

Al cubano siempre le ha gustado la “fibra”, la esquiva carne de res y la variedad en su plato. Lo que le fastidia es que algunos alimentos sustituyan a otros o vengan acompañados de una campaña de información que a veces no convence y sobresatura.

Pero, de hacer una sencilla investigación, comprobarían que se trata en verdad de opciones que reportan beneficio para la salud y no necesariamente son tan desabridas al paladar.

Cubanos Gurú relaciona algunas de estas propuestas:

1.- Cerelac: fue tanto el rechazo popular ante este producto que surgió una parodia a la canción “Oh, qué será, qué será”, cuyo texto decía “Oh, cerelac, cerelac/ que nunca serás leche ni alimento, ni ná/ y que a los niños le deja la caca trabá…” Sin embargo, este polvillo proteico empleado en el desayuno, aporta energías, vitaminas y minerales y ayuda a prevenir las diarreas.

2.- Lentejas: en el almuerzo o la cena familiar, algunos hacían una mueca ante un potaje de lentejas. Quizá desconocían que esta legumbre tiene un poder nutricional increíble, con riqueza en proteínas, minerales, vitaminas y fibra.

3.- Arroz precocido: el arroz no puede faltar en la mesa del cubano. El precocido conserva el revestimiento interno y le da al grano un sabor diferente. Aunque esta capa proporciona fibra dietética adicional y retarda la digestión, los cubanos prefieren el de importación o el cereal cosechado en los campos de Cuba al que llaman “criollo”.

4.- Soya: leche, picadillo o yogurt de soya, son opciones conocidísimas por los cubanos, sobre todo en el llamado “período especial”. Pese a su rechazo, la soya reduce los síntomas de la menopausia y el riesgo de ciertos cánceres, como el de mama, de colon y de próstata. No obstante, el cubano se rehúsa a sustituir el pollo, la carne de res o cerdo por la soya.

5.- Pan integral: exige mayor masticación debido a que contiene más fibra. Se dice que tiene semejantes calorías a las del plan blanco, pero su contenido de fibra es mayor, de ahí que iremos con facilidad al baño. El pan integral conserva más nutrientes, debido a que el grano empleado se mantiene más entero. Entonces aporta más minerales y vitaminas.

6.- Moringa: la moringa es un suplemento proteico, con propiedades medicinales y sus hojas tienen vitaminas C, A y del grupo B, entre otras. Es un árbol originario de la India y en Cuba ha sido merecedora de críticas e incontables segmentos humorísticos. Se dice que es el remedio natural para más de 300 enfermedades, entre ellas Asma, Hepatitis, Epilepsia, Diabetes, Hipertensión, Artritis, Anemia y Tuberculosis, entre otras.

Son estos algunos alimentos que todavía existen en Cuba y que los nativos de la Isla se niegan a consumir, como sucedió con nuestros abuelos que no pueden ver un plato de harina con boniato, pues esta combinación le trae amargos recuerdos a la mente y al paladar.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.