11 cosas que hacen los cubanos en los hoteles (+video)

Foto: Yoni González/Cubanos Gurú
0 28

- Publicidad -

“Para que sepas quien soy. Yo todavía me robo el champú de los hoteles.”
Ricardo Arjona

 

“Por favor, estire el brazo”, es el parlamento que siempre escuchan los cubanos al llegar a la carpeta de un hotel todo incluido, justo en el momento en que le ponen el distintivo de disímiles colores llamado “manilla”.

A partir de ahí comienzan varias situaciones, algunas humorísticas, que reflejan el comportamiento de los nacionales en una instalación de ese tipo, donde abundan las opciones comestibles, bebestibles y de entretenimiento.

Cubanos Gurú recogió algunas opiniones y actitudes típicas que relacionamos a continuación.

1.- Compulsión: lo más recurrente es la prisa y el ansia de consumir, motivado por la preocupación de que las ofertas pueden terminarse, como suele ocurrir en establecimientos, carnicerías o puntos de venta. El cubano cree que está en una situación similar. Esto aplica lo mismo para las bebidas o la messa buffet.

2.- Madrugadas: “aquí se vino a disfrutar”, es el slogan de una familia cubana. Hay que acostarse a las 4 de la madrugada y estar de pie a las 7 am con tal de aprovechar el tiempo. Se prohíben siestas, conversaciones y sobremesas.

3.- Cero lectura: parecida a la anterior. Leer un libro o estar ante un display de computadora, tablet o móvil es una pérdida de tiempo o es cosa de los “yumas”.

4.- Trastornos gastrointestinales: no importa que tu estómago o tus jugos gástricos no estén preparados para recibir una dosis considerable de mariscos, frutas, panes, jugos, embutidos y carnes al mismo tiempo. Esa mezcla demencial de alimentos puede parar en diarreas y vómitos, pero ¡hay que arriesgarse!

5.- Wifi: en vez de piscinas, playa y áreas deportivas, muchos prefieren conectarse a la Internet, pagar 2 dólares para conectarse 1 hora mediante tarjetas nautas, lo que supone un gasto adicional.

6.- Concursos: intervenir en todos los segmentos de participación, rifas, sorteos y juegos es una manera de garantizar regalías y souvenirs. Los cubanos son muy dados a esto y, sin quererlo, llaman la atención de los turistas extranjeros.

7.- Horarios: irrespetar los horarios es harto repetido, de ahí que muchos criollos se les haga tarde para cenar, se bañen o se acuesten a deshora.

8.- Relaciones interpersonales: algunos solteros y solteras, sobre todo, son muy dados a intercambiar con visitantes extranjeros, enseñarles lecciones de baile o dominó. De estos encuentros han surgido grandes amistades y hasta matrimonios.

9.- Sexo: la actividad sexual disminuye o todo lo contrario. Hay otras variantes que no se pueden practicar en los hogares. Hacer el amor en piscinas, a la orilla del mar, en la playa, son algunas modalidades que practican los cubanos, para variar.

10.- TV satelital: disfrutar de canales deportivos, informativos, películas o documentales choca con el punto 2, pero muchos cubanos y cubanas, aburridos del paquete semanal o de los canales nacionales, emplean su tiempo en estos espacios televisivos extranjeros.

11.- Acaparamiento: a la hora de irse de la instalación hotelera y de retirar la manilla, es conveniente hacerse de papel sanitario, cremas, champú, jabones, y todo tipo de productos de aseo personal. En ocasiones, y gracias a algún tipo de acuerdo con trabajadores del hotel, algún enlatado o comestible se va en el equipaje.

Hasta aquí once reacciones típicas o comportamientos de los cubanos cuando disfrutan de unas vacaciones en complejos hoteleros del país.

Algunos se rehúsan a que se le retire la manilla, como recuerdo de unos días inolvidables que ojalá se repitan el año que viene.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.