Una canción para recordar a Melesio Capote (Reinaldo Miravalles) (+video)

Foto: Humberto Moreno
0 87

- Publicidad -

“Miravalles está en Cuba, trabaja con Cuba, está vivo con 90 años… en Cuba, y ha dado su vida por el Cine de Cuba…” así escribía en febrero de 2013 el realizador Ian Padrón para que Reinaldo Miravalles ganara el Premio Nacional de Cine.

Pero se fue a los 93 años sin llevarse este reconocimiento, un título que no era solo del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, sino de millones de admiradores que lo vieron encarnar el personaje de Melesio Capote, el guajiro más auténtico que haya dado Cuba.

Miravalles fue el Epifanio en “Vals de La Habana Vieja”, el Pedro Quijano en “De tal Pedro tal astilla”, el Vicente Cuervo de “Los sobrevivientes”, y el abuelo de “Esther en alguna parte”, bajo la batuta de Gerardo Chijona, pero intervino en una veintena de películas.

Si Cheito León se robó “El hombre de Maisinicú” en cinco minutos, Melesio Capote quedó en la memoria de los cubanos como un personaje muy cercano a nuestra realidad, un guajiro intransigente y bruto que se ganó el cariño de todos, grandes y pequeños.

Con esta nostalgia por el campesino humilde que encarnó el actor, recordamos, pero no despedimos a Reynaldo Agustín Miravalles de la Luz «un maestro imprescindible a la hora de narrar la historia del Cine Cubano”, como lo definió Ian Padrón, y que se llevó a la tumba el mayor Premio que merece un actor de su talla: el amor de los cubanos de las dos orillas.

Aquí compartimos la canción “Melesio tenía razón”, de Frank Delgado y Buena Fe, quienes ya le habían prodigado elogios a este grande de la cinematografía nacional.

Melesio Capote fue un guajiro radical que no creyó
cien por ciento en eso de la ANAP y la cooperativización.
Y fue excomulgado por negarse a convivir con la ilusión
como una abejita en el panal, allá por la Peña del León.

Melesio Capote dijo muy cerrero:
«Mi conuco es mío; si no, no lo quiero».
Melesio Capote escribió sus leyes
tintas de sudores y a punta de bueyes.

Guajiro, aquí está el motivo
de tanta preocupación:
Aunque me duela admitirlo,
Melesio tenía razón…

Yo me fui pa’ la cooperativa
Melesio tenía razón…
y perdí la iniciativa.
Melesio tenía razón…

Ya no tengo calidad de vida.
Melesio tenía razón…
Guajiro aquí está el motivo
de tanta preocupación:
Aunque me duela admitirlo,
Melesio tenía, tenía razón.

Melesio Capote, pasó el tiempo y tú, guajiro radical,
viste que las reglas del ayer hoy se dan por caso excepcional
y ahora está de moda ser un poco como tú, tras el poder
del dinero y la prosperidad, sin saber lo duro del bregar.

Melesio Capote, tú eres un profeta.
Sin alzar la mano, diste mil galletas.
Melesio Capote, di tu mandamiento
pa’ que la esperanza tenga rendimientos.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.