El Parque Vidal de Santa Clara y sus leyendas

Foto: www.trekearth.com
1 112

- Publicidad -

Miles de leyendas y tradiciones atesora el Parque Leoncio Vidal de Santa Clara. Cita obligada de los nativos de la ciudad capital villaclareña y confluencia de personas de todo tipo, esta plaza posee un significado especial para el visitante de cualquier lugar.

Quien camina por el espacioso emplazamiento en días actuales, no imagina que hace más de 60 años blancos y negros pugnaban por un lugar digno para pasear entre el sonido de excelente música a cargo de la banda de conciertos, y el bullicio de los jóvenes en busca de diversión. En aquellos tiempos constituía un sacrilegio el simple hecho de compartir juntos, ébano y marfil, las delicias del baile y las buenas melodías, el profundo racismo existente no lo permitía.

Hoy el paseo central se ve hermoso a pesar de los años. Luce un atractivo colonial remozado con colores llamativos y a la vez elegantes. Cuenta una historia diferente en cada uno de sus parajes. Lo hace a través de estatuas vivas en cierto modo. Caminar junto al niño de la bota, observar a Martha Abreu, considerada la benefactora de la urbe, sentada cual ama de casa que espera al transeúnte, o pasar junto a la glorieta aun cuando no esté la sinfónica.

Al principio se le llamó Plaza de Armas, Plaza Mayor y Plaza de la Constitución, pero finalmente el nombre que ha trascendido para los oriundos de la provincia más central de Cuba es el de Parque Vidal.

Fue construido poco tiempo luego de la fundación de la villa y a partir de los años 20 del siglo XIX comenzó a mostrarse como uno de los paseos más hermosos y concurridos de la Isla.

Aunque ha perdido elementos de su estructura original como la Parroquia Mayor, desmantelada en 1923, conserva bellas obras arquitectónicas salpicadas de antigüedad y cultura.

Escenario contradictorio de batallas campales por la independencia y los más fastuosos espectáculos artísticos, desprende en sí mismo una energía que se siente en la piel. Amor, baile, canto, pintura, coraje… eso es el parque de Santa Clara.

Ahora lo inundan santaclareños de todas las edades para jugar, relajar y hasta para conectarse a la WI-FI. En las noches se convierte en una suerte de discoteca al aire libre para adolescentes. Es un todo incluido donde quedas empapado de armonía, danza, teatro, arquitectura e historia, todo al mismo tiempo, así se ha sentido siempre.

- Publicidad -

1 Comment
  1. Maria Francisca Machado Pacheco. says

    Continuas dando a conocer nuestra Bella Isla, donde aun muchas personas en el Mundo no conocen ,su situación geográfica y las característica e idiosincrasias. Bendiciones para Usted.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.