La Habana y los orientales

Foto: Thomas Leuthard
0 48

- Publicidad -

Vivir en La Habana, como capital al fin, ha sido el anhelo de cubanos de todas las provincias. De oriente a occidente (sobre todo de oriente) miles son los ejemplos de la emigración interna de los isleños a la “urbe”.

Y es que resulta natural potenciar la belleza y desarrollo de la cara de Cuba ante el mundo. Por eso las principales oportunidades laborales y de superación académica y profesional están allá.

De ahí que la frase popularizada en canción por la orquesta de Juan Formell y los Van Van “La Habana no aguanta más” se haya vuelto muy relativa (probado está que caben muchos más, todos los días llegan nuevos inquilinos).

Entre los cubanos se dice que muchas personas del oriente del país adoran la ciudad y hacen lo que sea para instalarse de forma definitiva en ella.

De ahí nacieron los llamados “llega y pon”, de esos barrios  que se construyen en un santiamén, y lo que ayer era un terreno baldío, hoy es un caserío que alberga a familias enteras de “extracapitalinos”.

Sí, porque a la hora de avanzar, el cubano y sobre todo el oriental lo hace en familia. Pueden llegar solos, pero a la más mínima oportunidad mudan al familión entero para luchar en cuadro apretado por una existencia mejor.

Por eso se volvieron tan populares entre los del centro y oriente del país los contingentes para trabajar en la construcción, y los cursos de policías y así como cualquier tipo de oportunidades que condujeran sin escala a La Habana.

Tanto, que el acento peculiar de los orientales es casi tan común en la capital como en Santiago de Cuba o Granma. Llueven las supresiones de “s” en “caco”, “moca” y etcétera. Y qué decir de los innumerables chistes que al respecto que ya forman parte de imaginario popular de la Isla. Luego de un par de años ya ni recuerdan de qué parte de Cuba son.

Los cierto es que bienvenidos o no, los orientales también han puesto su granito de arena en el desarrollo de nuestra capital. Muchas veces hacen los trabajos que los nacidos en ella no quieren realizar. Por eso ya La Habana no es solo de los habaneros, es del villaclareño, de pinareño, del camagüeyano, y del oriental, es de todos, porque a pesar de lo que piense muchos, si aguanta un poquito más.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.