Extraño mi Cuba

Foto: www.trendytaste.com
1 57

- Publicidad -

Regresar a Cuba de vacaciones es casi en lo primero que piensas cuando llegas a otro país y sabes que allí estarás por mucho tiempo. Por lo menos fue lo que pensé yo. Solo llevaba un día cuando empecé a extrañar.

Luego los paseos y el conocer cosas nuevas y extremadamente bellas, alivió un poco ese dolorcito escondido cuando recordaba a mi familia y a mi tierra.

La añoranza afloraba a ratos en el día, pero en la noche…en la noche se hacía insoportable, aun con internet, Facebook y los mejores videos de YouTube, me falta la risa de mi madre, compartir con ella el sofá viendo la novela, o sencillamente conversar de la vida las dos recostadas en mi cama.

Comencé a buscar rostros conocidos en fotos, porque en la vida real no conocía nadie, estaba sola y eso me dolía. Pasaba los días entre correos y lágrimas. El estómago cerrado, ni siquiera podía comer viendo tantas cosas ricas. Los olores, los sabores eran raros, quería los míos, los que yo conocía de siempre, los que me decían que mis abuelos estaban cerca, y todo iba estar bien pues los tenía a ellos. Eso siembra en tu corazón un pedacito de infelicidad que no acaba con el paso del tiempo.

Llegas a preguntarte si irte fue la mejor decisión, y si, te confundes entre los deseos de volver y de quedarte, las ganas de regresar te matan lentamente.

Luego descubres que puedes vivir sin la familia, sin las sonrisas en las calles, sin la ropa ligera, sin la presencia de aquellos amigos de la infancia, pero el corazón sigue apretado, con ganas de la tierra. Y es ahí donde extrañar se convierte en una meta, traducida en regresar a ver lo tuyos, en caminar descalza, en volver.

Olvidas lo molesto que era el calor de Cuba sin aire acondicionado, las pesadas colas, la lentitud en los procesos y las cosas, solo recuerdas que por alguna razón te fuiste y que por muchas quieres retornar. Todo gira alrededor de la idea de ir de vacaciones a mi Isla, a recordar, a sentir, llorar y a reír, porque allá todo sabe distinto, porque aunque vivas en New York o España, Cuba siempre se extraña. Y entonces lloras cuando escribes.

- Publicidad -

1 Comment
  1. Estalia Ramos says

    Que escrito tan real. Me identifico con el plenamente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.