7 razones para no tener un amigo cubano

Fotos: Denys Turavtsov / Shutterstock.com
0 101

- Publicidad -

Tener un amigo cubano implica muchas cosas, y no siempre sencillas.  Y es que lidiar con nuestras “especiales” características no es un suceso que puedan soportar todas las personas. Por una razón u otra las relaciones con los isleños van al extremo, o te aman o te odian, pero casi nunca un término medio.

Por esa razón Cubanos Gurú le muestra 5 razones para no tener un amigo de La Mayor de las Antillas.

Hiperactivos: Para las personas con un modo de vida pausado resulta poco recomendable juntarse con un cubaniche, pues este se la pasará todo el día inventado algo que hacer para matar la rutina.

Habladores: Si algo le falta al cubano es moderación para hablar. Hablamos de todos y con todos, no importa si es en una cola de una tienda o en banco de un parque. Lo hacemos tan rápido y continuamente que exaspera a muchos.

Orgullosos: Otra de las cosas que molestan del isleño es ese orgullo desmedido por la patria. Cuando comienza la alharaca sobre lo linda que es nuestra tierra, las costumbres y que tenemos las mejores playas del mundo, no tenemos para cuando acabar. Siempre nos pasamos “un poquito”.

Demasiado solidarios: A los oriundos del archipiélago la solidaridad nos viene por la cuota, como decimos nosotros. A la hora de ayudar no nos hacemos de la vista gorda, le damos el pecho a las cosas y ya. Si hay poco se comparte igual, y si no hay nada compartimos la miseria, que para algo son los amigos.

Confianzudos: Con un amigo de la isla se acabó la privacidad, porque andará por tu casa como si fuera la suya, colmará de besos y abrazos a tu familia, llegará sin avisar listo para hacer café en tu cocina y almuerzo también. Lo peor es que perderás a tus familiares pues ahora también son de él.

Exigentes: Como cualquiera en una amistad el cubaniche exige en la medida que da, espera que siempre estés a su disposición, como claramente lo estará él en cualquier momento. No acepta medias tintas, estás con tu amigo, o en contra.

Llorones: En caso de una desgracia no esperes consuelo o una palmada en la espalda. El cubano llorará contigo como si el dolor fuera suyo también, te acompañará todo el tiempo aún sin mediar palabra.

Pero para las personas con carácter tener un amigo de Cuba resulta una experiencia maravillosa, porque esos miles de defectos, son compensados por la inmensas virtudes.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.