7 cosas que se extrañan de los carnavales en Cuba

Foto: Yander Zamora/yanderzamora.com
0 73

- Publicidad -

Los carnavales en Cuba son como un ritual sagrado de diversión colectiva. La mayoría sin lujos, unas cuantas zonas con puestos de comidas, bebidas, juegos, música grabada, conciertos en vivo y gozadera “a pululu”.

El solo hecho de que se acerque la temporada carnavalesca ya constituye motivo de alegría y expectación. Comienzan las planificaciones de salidas cada día. Sí, porque son jornadas ininterrumpidas de fiesta a lo cubano. Cuando por alguna razón te encuentras lejos de la Isla, llegas a extrañar hasta la cerveza aguada, porque quizás en la nueva nación tengan sus fiestas populares, pero nunca serán iguales a las de Cuba.

Por eso Cubanos Gurú les deja saber algunas cosas que se extrañan de los carnavales en la tierra.

Las comparsas: Es obvio que las comparsas son típicas y muy nuestras. Ir a ver a los bailadores en competencia, los movimientos sabrosos de caderas, los trajes, la diversión y apoyar a nuestros favoritos se extraña bastante. Y cuando estás fuera quisieras tener un ratico de aquellos recuerdos.

Arrollar con la conga: bailar al ritmo de la conga detrás de los “comparseros” es una de las tradiciones más divertidas y arraigadas en el cubano. Pretender que formamos parte de la coreografía y disfrutar con eso provoca nostalgia.

Compartir con la gente del barrio y los amigos: Lo rico de los carnavales está en la manera de compartir con la gente. Normalmente se reúnen grupos de amistades o vecinos del barrio para pasar el tiempo juntos, bailando, bebiendo y comiendo. Otra forma de fraternizar entre las personas.

Bailar en medio de la calle sin vergüenza: ya se sabe de sobra que al isleño bailar no le da ninguna pena, pero cuando vives fuera de Cuba a los demás no les parece tan normal como a nosotros.

Regresar amaneciendo sin temor a nada: Eso de pasar toda la madrugada en pie, bebiendo, tirando pasillo y luego llegar a la casa en la mañana después de carnavalear ya no resulta tan común, casi siempre debes trabajar y no puedes excederte en la parranda.

Las completas cubanas: Uyyy esas cajitas llenas de cubanía, que combinaban la carne de cerdo asada el congrí y la yuca con mojo, se extrañan a morir. Ahora debes buscarlas en lugares muy específicos.

Conciertos en vivo: Disfrutar en vivo de nuestras orquestas y cantantes favoritos del patio, se hace más difícil, toca esperar a las giras internacionales y no siempre podemos asistir a sus presentaciones.

Por lo menos cuando mi mamá me dijo que corrían los carnavales de Santa Clara sentí cierta nostalgia, ya no me importaba la cerveza de pipa, el molote o las caminatas, solo quería vivir de nuevo un pedacito de esos momentos tan ricos en Cuba.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.