5 tipos de locos cubanos

- Publicidad -

Un loco que se respete es fácil de reconocer. Su manera de proyectarse es distinta, por supuesto, pero si hablamos de locos cubanos ahí la historia si es diferente. Cada provincia tiene uno que se ha ganado la mayor popularidad. Tal vez el de tu ciudad de origen figure en alguno de estos ejemplos.

El cantante: Ese es el que va por cuanta calle recorre a diario cantando esas canciones del recuerdo o las de su propia autoría. No le preocupa si es desafinado o si la letra original no coincide con la suya, lo que vale es “ganar” público.

El protestón: A este no podemos ni mirarlo, ni contradecirlo, ni molestarlo. Se pasa el día hablando solo y peleando hasta por si pasa una mosca. Cualquier situación puede ser buena para demostrar que contra él no hay quién pueda.

El pelotero: Es el que más sabe de béisbol. Conoce a los integrantes de cada equipo. No se pierde un partido en el estadio de su pueblo. Se convierte en la mascota de las discusiones de pelota que tienen lugar en los parques y se cree campeón entre los campeones.

El político: No se le puede hablar de política porque en esa materia no existe todavía la persona que le gane. Habla desde “la inflación de los motores de arranque” hasta la “quinta guerra mundial del año 1954”. Se inventan sus leyes y las hacen cumplir en el pedacito de mundo en el que “viven”.

El aprovechao´: Este no está tan loco como parece. Pero están los que le creen. Su oficio es pedir “una ayudita” y es tan afortunado que la consigue. Gracias a su locura vive más fácil que los cuerdos.

- Publicidad -

Usted puede hacer uso de de esta publicación siempre y cuando se mencione la fuente con un enlace a esta publicación. Aviso de Copyright

Add Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.