11 cosas que cuelgan los cubanos en sus autos

Foto: Yoni González/Cubanos Gurú
0 54

- Publicidad -

Los adornos y gangarrias son cosas típicas de los cubanos. En cierta época los jóvenes ponían tapas de tubos de pasta a los cordones de los zapatos y todavía es común ver a algunas mujeres lucir una cadenita encima del tobillo.

Pero el cubano muchas veces exagera y engancha de todo un poco a cualquier objeto de su cotidianidad.

Los automóviles no están exentos de esta práctica y Cubanos Gurú resume algunos guindajos que colocan los nativos de la isla en el espejo retrovisor:

1.- CD/DVD: es usual que se utilicen ya sea para despistar a las cámaras de seguridad que hacen fotos cuando hay exceso de velocidad (creencia errónea) o bien porque el impacto del sol provoca combinaciones de colores.

2.- Patas de conejo: este es uno de los singulares amuletos del cubano que supuestamente atrae la suerte. Junto a las herraduras y otros objetos magicoreligiosos, la pata del conejo se asocia con ese animalito que es símbolo de fertilidad.

3.- Zapaticos: puede ser perfectamente un recuerdo de algún familiar o del bebé de la familia. En ocasiones, si hablamos de buses, pueden ser algunos extraviados que se quedan y los choferes deciden exhibirlos.

4.- Rosarios: Signo del cristianismo, es un elemento formado por cuentas que ayudan a rezar. La mayoría de los choferes lo usa como objeto sagrado y protección, o “para bonito”, como suele decirse.

5.- Crucifijos: muy similar al anterior. Se dice que, aún cuando los conductores manejen endemoniadamente, violen las normas y reglas de tránsito, y practiquen la descortesía con los peatones, piensan que un crucifijo puede salvarles de asaltos, accidentes y demás contigencias. Pero llevar una cruz es señal de respeto y se vale.

6.- Muñecas: desde una Barbie o una muñequita de la religión yoruba, este es un objeto más o menos frecuente en almendrones y autos de todo tipo.

7.- Virgen de la Caridad: la imagen de la Patrona de Cuba preside muchos altares cubanos y los espejos retrovisores de los automóviles no están exentos de semejante devoción.

8.- Peluches: funciona como recuerdo de nuestra infancia y es un objeto hermoso para decorar el auto.

9.- Ambientadores: existen diminutas versiones que ayudan a perfumar el interior de los automóviles, donde es tan común cierto ajetreo diario.

10.- Dados: se dice que los aviadores americanos de la Segunda Guerra Mundial usaban dados en sus aviones para tener buena suerte en sus expediciones, y tras terminar el conflicto continuaron con la práctica al volver a casa. Conclusión, traen buena suerte.

12.- Cintas rojas: Es quizá la cábala más recurrente de los cubanos, quienes la colocan en cualquier parte de su auto, bicicleta o en la propia vivienda. Es un repelente para la envidia, la “mala leche” y los malos ojos. Es un signo de seguridad y protección de los choferes y tripulantes.

Hasta aquí algunos objetos más comunes que se colocan en los autos cubanos. En países como España alrededor del 40 % de los choferes utilizan este tipo de adorno.

El espejo retrovisor es como una especie de cuello o de sitio especial donde colgamos el corazoncito que nos regaló nuestra novia, el peluche que no queremos dejar en casa, o la imagen de un ser querido, que nos acompañan durante el viaje.

- Publicidad -

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.